REDESCUBRIENDO HUECOS

“Memoria minuitur nisi eam exerceas”

                                                       antiguo dicho latino

 

 

*Los requisitos

Acercarse ad un proyecto en el Centro de Valencia representa para mí la ocasión para hacer un resumen de estos siete meses que llevo viendo aquí, un resumen de su cultura, de su gente y sus lugares, donde cada día he ido descubriendo sus maravillosas calles, plazas, jardines y rincones. Cuando me puse a buscar el solar, tenía bastante bien en la cabeza lo que quería encontrar: un lugar accesible, cerca de los mayores ejes de comunicación del centro de la ciudad que, pero, al mismo tiempo permitía a los choches de llegar al corazón de la ciudad sin molestias con un tamaño que permitía de acogerlos.

Acabadas las cuestiones prácticas me enfrenté a lo que, de verdad, representa para mi este proyecto. Es decir, la primera idea que tuve fue la de devolver a Valencia el favor de estos meses magníficos que estoy viviendo, buscando un lugar que me dejara hacer aquel “no sé qué más”, para que el edificio de aparcamientos no se quede como un silencioso dolmen urbano. Lo que iba buscando eran dos cosas: sitios con vistas singulares de la ciudad y que tenían bastante espacio libre a su rededor para regalar a la ciudad un nuevo lugar de encuentro.

 

*La búsqueda

Empecé eligiendo el barrio del Carmen, uno de los más antiguos de la ciudad y con un tejido urbano rico y al mismo tiempo muy complejo, lugar estratégico por su cercanía a los grandes viales de acceso a Valencia, como la Gran Via de Fernando el Catolico y, al mismo tiempo por su proximidad al centro histórico. Luego me puse buscando el solar a la vez sobre el plano del Padre Tosca y sobre las imágenes satelitales, ayudándome con la memoria de las varias vueltas que di por el centro, hasta que no me di cuenta que mi búsqueda se convirtió en un redescubrimiento:

 

 

*La plaza Mossén Sorell

Si se recorre el plano del Padre Tosca desde la Calle de la Bolseria por el norte, en dirección del Rio, se encuentra la plaza Mossen Sorell que, hoy en día, existe solamente en los mapas y en la memoria de la gente y no es su forma arquitectónica como hueco urbano y por eso me puse a recorrer la historia de este lugar, descubriendo sus características:

Ya en los primeros planos del siglo XVII aparecen la plaza y los edificios a su rededor que, ocupando sus esquinas, definían la geometría de este hueco urbano. Hasta el siglo IXX el Barrio sigue creciendo y la plaza empieza acoger uno de los mercados de barrio hasta el 1930, cuando, el Ayuntamiento de Valencia decidió de construir un mercado cubierto en el lugar exacto donde hace cientos años este tipo de negocio se practicaba al aire libre, quitando así a la ciudad un rincón tan precioso.

Los edificios del solar que he elegido para el proyecto del edificio de aparcamientos ocupaban la esquina entre la Plaza y la actual Calle Alta y fueron derribados alrededor de los anos ’60, antes que se pararon los grandes trabajos en el centro de la ciudad.

 

*A la vuelta

El día que fui de vuelta al solar, recorrí el centro paseando por los lugares y los rincones que más me encantan de Valencia buscando inspiraciones y sacando fotos, hasta que no me di cuenta que la verdadera magia de esta ciudad es su gente, la manera en que vive sus calles, sus plazas y sus rinconcitos, disfrutando del buen tiempo, del sol, del aire y del clima de diversión y alegría que cada día me enamora.

Hoy en dia el solar es cerrado por un muro y es su centro están plantados algunos arboles, acoge un pequeño aparcamiento y se encuentra con un edificio de 5 plantas con dos medianeras en vista.

El muro y los arboles
Las medianeras y el aparcamiento

El mercado de Mossen Sorell
Acceso
“Espacio libre”

 

*Objetivos

Las intenciones son muchas, como siempre pasa cuando nos enfrentamos a un nuevo proyecto, pero mi primera intención es devolver a la ciudad la identidad de un lugar perdido en la historia física pero no en la memoria. Por eso intentaré que el edificio de aparcamientos se convierta en una intervención de regeneración urbana, reconstruyendo y recuperando la memoria de la antigua plaza, donde la gente pueda volver a disfrutar del sol, de la alegría y de la vitalidad que cada rincón de valencia regala y ayudando el comercio de zona a renacer.

*Programa

   + Aparcamientos

   + Terraza – mirador

   + Nueva plaza con locales comerciales